El arte de cultivar

mujer con dibujos florales en el cuerpo

 

✍️  La cultura japonesa valora mucho la capacidad que tienen algunas personas de cultivar, ya sea una flor, el intelecto, una relación o cualquier otra virtud y valor. El hecho de aplicar dedicación, paciencia, compromiso y disciplina es fuente de respeto para ellos.

✍️  Es otra de las cosas que me gusta de dicha cultura junto a sus modales, su respeto y admiración por la Naturaleza y junto a  su idioma.  En Japón, tienen palabras para describir conceptos hermosos e inspiradores, como por ejemplo, Itadakimasu いただきます = ‘humildemente recibo’ que se utiliza para dar las gracias a las plantas y animales que dieron su vida por la comida que se va a consumir, y toda la gente que ha participado en el proceso.

✍️  Un ejemplo sobre la importancia que dan al cultivar algo  puede apreciarse en el hecho de que en esta cultura no se te considera un maestro en tu oficio hasta que hayas dedicado 60.000 horas a cultivar tus habilidades, mientras en Occidente se estima que son necesarias 10.000 horas de estudio para que una persona media se convierta en un experto en su ámbito (puedes descubrir más en este documental).

 

El significado de cultivar es:

Ejercitar una habilidad o arte de manera sistemática y disciplinada

Poner los medios necesarios para mantener y estrechar el conocimiento o el trato (relaciones).

Desarrollar o ejercitar el talento, el ingenio, la memoria, etc.

Ejercitarse en las artes, las ciencias, las lenguas,etc.

Como puede verse cultivar significa, a grandes rastos, ‘dedicarse a’, ‘mantener’, ‘cuidar de’, ‘conservar’, ‘desarrollar y ejercitar facultades o aptitudes’.

 

✍️  Si lo piensas detenidamente, todas las cosas que de verdad merecen la pena en la vida, se consiguen a base de paciencia, disciplina y compromiso, cualidades básicas a la hora de cultivar cualquier cosa que te propongas.

✍️  Cuando pienso en ello me viene a la mente otra práctica con un potente simbolismo también: tejer. Ambas, cultivar y tejer, evocan en el corazón y en la mente imágenes e ideas relacionadas con cualidades y experiencias del ser humano ancestrales y enriquecedoras vinculadas a su desarrollo. Muestra de ello es, por poner un ejemplo, la historia de Penélope la mujer de Ulises en La Odisea y el telar donde tejía. O la expresión ‘tejer los hilos del tiempo’. El significado metafórico de estas dos palabras es muy potente.

✍️  La sencilla historia que a continuación comparto ilustra el valor de cultivar lo que en verdad es importante y relevante en la Vida, las cosas que de verdad importan:  valores y sólidos principios, una rica vida interior, una vida con sentido, el amor, conciencia de humanidad …

 

dibujo de una mujer con flores y hierbas dibujadas en el cuerpo

 

‘’Cuentan que en un remoto poblado de Oriente, vivía una pareja de ancianos. Los dos eran casi centenarios y todo el mundo los respetaba y admiraba porque disfrutaban del jardín más hermoso de la Tierra. Allí crecían flores que nadie más era capaz de cultivar y el aroma de las plantas embriagaba el aire varios kilómetros a la redonda.

Dice la historia japonesa que los ancianos sabían que ya no les quedaba mucho tiempo de vida. Lo que más lamentaban era despedirse de su jardín. No querían que el trabajo de toda una vida tuviera un destino incierto. Por eso, acordaron que se lo entregarían al jardinero que más lo mereciera.

Después de pensarlo durante varios días, los ancianos llegaron a la conclusión de que lo mejor era realizar un concurso entre los jardineros. Esta era la única manera de saber cuál de ellos era merecedor de quedarse con el fabuloso jardín. Lo que hicieron, entonces, fue pedirles a los pobladores de la región que difundieran la noticia.

Los ancianos enviaron el recado de que quien estuviera interesado en heredar el jardín, debía presentarse en la primera noche de luna llena de ese mes. A los que comparecieran les pondrían una tarea. El adecuado cumplimiento de la misma determinaría el resultado. La noticia corrió como pólvora y los más prestigiosos jardineros de Oriente estaban interesados en concursar.

La criada de los dos ancianos tenía una hija, que amaba profundamente a ese jardín, pero no sabía nada de jardinería. Por eso sintió pena cuando se habló del concurso. Seguramente el ganador ya no le iba a permitir a su hija volver a ese sitio encantado y ella iba a estar muy triste.

La mujer le contó a su hija sobre el concurso, para que fuera preparándose a decirle adiós al bello jardín. Sin embargo, la muchacha decidió participar en el evento, aunque no tuviera oportunidad de ganar.

Cuando llegó la fecha señalada, se hicieron presentes los más famosos jardineros de Oriente. También la hija de la criada, que quería, al menos, ver el jardín por última vez. En el momento justo salieron los ancianos y les informaron que les darían una semilla a todos. Debían cultivarla y, pasados varios meses, quien trajera la flor más bella ganaría el concurso.

Todos salieron muy entusiasmados, incluyendo a la hija de la criada. Era una prueba justa y cada quién iba a poner su mejor empeño en realizarla de la mejor manera. La muchacha se dio a la tarea de cultivar la semilla a la mañana siguiente. Sabía que estaba en desventaja frente a jardineros expertos, pero pensó que lo que no tenía de conocimientos, le sobraba en amor por el jardín de los ancianos. Así que haría todo lo posible por cultivar la flor más bella.

Sin embargo, los días pasaron y la semilla no brotaba. Ella la regaba con paciencia. La sacaba al sol y dejaba que le diera el viento, pero nada. Por más cuidados que le prodigara, no sucedía nada. La chica se sintió compungida, pero también decidida de llegar hasta el final.

El tiempo pasó y llegó el día de la prueba. La semilla de la muchacha estaba igual que el primer día. Aun así, ella quiso ir a la prueba para despedirse del hermoso jardín que tanto amaba. Quizás esa sería la última vez que podría verlo.

Comenzaron a llegar jardineros de todos los rincones. Cada uno de ellos traía flores esplendorosas, de aromas exquisitos y maravillosos colores. La chica quedó sorprendida. Nunca había visto muchas de las raras especies que había en ese salón.

La pareja de ancianos comenzó a inspeccionar cada una de ellas. Observaban las flores con detenimiento y las evaluaban. Cuando llegaron a donde estaba la semilla de la chica, apenas miraron y siguieron de largo.

Cuando llegó el momento del veredicto, los ancianos dictaminaron que la ganadora era la hija de la criada. Nadie podía creerlo. Se escucharon voces airadas que exigían una explicación. Entonces los ancianos dijeron que todas las semillas que habían entregado eran estériles y no podían florecer.

Le daban el premio a la chica porque ser la poseedora de una de las flores más bellas y difíciles de cultivar: la honestidad.’’

 

Por cierto, algo interesante a destacar:

Cultivar significa también cultura.

✍️  Echando la vista atrás y observando cómo se originaron comunidades y sociedades se entiende el por qué.

✍️  El ser humano dejó de ser nómada para cultivar la tierra, para llevar una existencia sedentaria que le permitió establecerse en un lugar y poder así recoger los frutos de lo que cultivaba. Es este cambio de vida lo que le permitió empezar a desarrollarse culturalmente, a transmitir y asentar cultura (cultura entendida como el conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grano de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc.).

✍️  El término cultura habla de pertenencia, de costumbres, de arte, de tradición: todas ellas cuestiones ligadas a la estabilidad, a la persistencia a un lugar.

✍️  Cultivo y cultura son la misma palabra: comparten etimología y significado, no tanto en castellano donde se ha hecho una diferenciación, pero los anglosajones, en cambio, mantienen el término ‘’culture’’, que proviene del latín ‘’colere’’, cuyo significado es cultura y cultivo a la vez.

 

Y no me queda nada más que decir al respecto salvo una cosa 😏

 

 ¡CultívaTE!

planta y riega tus sueños y objetivos, abona cada logro. poda tus miedos, airea tu sombra (que le de el sol), oxigena tu mente y tu corazón, contempla  tus emociones y sentimientos, fertiliza tus ideas, crea y preserva tu mundo ideal, elige con esmero y cultiva nuevas semillas que te hagan vibrar, que te inspiren, que enriquezcan tu mundo y que hagan de tu jardín interior un espacio cada vez más exquisito y sublime cuyo aroma desprenda paz, armonía y sabiduría.

 

 

Broche de Oro

🎥  Mientras escribía esta entrada, me vino a la mente la película ‘Educando a Rita (puede verse en Filmin y en Prime Video).

🎥  Aparte de la maravillosa interpretación de los protagonistas (Michael Caine y Julie Walters) la historia es muy inspiradora:

muestra el camino de superación personal de una joven de barrio sin apenas estudios y cultura que se apunta a la Universidad de Adultos para ampliar su educación.  Durante el proceso, sufre una profunda transformación que le cambia la vida al dar vida y cultivar su vida interior.

 

 

 

 

Para mí, la Comunicación es una herramienta indispensable para contribuir al cambio y desarrollo personal y socio-económico. Es el recurso estratégico más importante de cualquier organización e incluso de una persona.
Firme defensora de la importancia de mantener relaciones positivas en todos los ámbitos.
Seguidora del Triple Filtro de Sócrates a la hora de comunicar-me.
Puedes leer más sobre lo que escribo en

mi blog de empresa
Comunicar EsLoMio

Comunicar EsLoMio

Para mí, la Comunicación es una herramienta indispensable para contribuir al cambio y desarrollo personal y socio-económico. Es el recurso estratégico más importante de cualquier organización e incluso de una persona.
Firme defensora de la importancia de mantener relaciones positivas en todos los ámbitos.
Seguidora del Triple Filtro de Sócrates a la hora de comunicar-me.
Puedes leer más sobre lo que escribo en

mi blog de empresa

Si piensas que podría gustarle a alguien más, comparte​